MagiCats Builder: ¡Prepara la arena para gato y adéntrate en un mundo creado y programado con tus propias manos!

0

Pleno verano, momento perfecto para cumplir sueños de la infancia, dejar que mundos coloridos se apoderen de nuestra imaginación y que la creatividad fluya. MagiCats Builder captura esos recuerdos y alegría que todos sentimos al ver un buen juego de plataformas.

MagiCats Builder es un juego desarrollado por Dreamz Studio el que lo puedes jugar computadora por medio de tu cuenta en Steam (descarga aqui GRATIS), pero ademas, esta disponible para IOS y Android de forma gratuita.

Para poder hablar de este juego hay que analizarlo como dos almas diferentes que usan el mismo cuerpo con resultados potencialmente mágicos, aunque siempre en peligro de terminar en una catástrofe.


La parte mas sencilla de revisar es la de MagiCats como juego de plataformas. Durante los primeros minutos hay aceptar que disfrutamos mucho de los gráficos llenos de color y de diseño simples que hacen recordar horas perdidas durante la juventud en Maple Story, Gaia Online y otras extrañas modas de los 2000’s. Una sonrisa se dibuja fácilmente dentro de nuestros fríos corazones.

Oh sí…una época de buenos reflejos y paciencia infinita…

Pero luego empezamos a tener que evitar obstáculos en los tutoriales, a saltar y trepar paredes como en los clásicos (Megaman se viene a la mente). No queda claro si es por el hecho de que este pensado como una aplicación móvil, pero la precisión de los controles, al menos con un teclado, resulta errática y con frecuencia el pequeño gato que nos representa termina saltando en dirección contraria de a donde deseábamos.

Después de aplicar el método científico, en repetidas ocasiones, descubrimos que la única forma de atacar a los enemigos es lanzando una especie de rayo a distancia, así que olvídense de la milenaria técnica de aplastamiento de los famosos hermanos fontaneros de la gran N, en estos peculiares mundos solo tus reflejos y puntería te mantendrán con vida ante los peligros.

Y los peligros vienen de la más terrible fuente de maldad que el universo ha creado: otros jugadores. A falta de un modo de historia, las horas que pasarás en este juego estarán a cargo de las creaciones de otras personas. Y vaya que hay una gran variedad de niveles, la mayoría siendo carreras contra el reloj para ver quien logra el mejor tiempo, aunque los favoritos que encontramos con mayor calificación son los típicos niveles infernales en que tienes que dar saltos precisos en momentos precisos a un lugar preciso con un ángulo preciso y…

¿Qué dice sobre nosotros el hecho de que para que algo sea divertido tenga que basarse en el sufrimiento y frustración de nuestros semejantes?

A pesar de lo simple que puede sonar enfrentarse a niveles cuyo tamaño no es para nada sorprendente, resulta refrescante ver tantos niveles distintos que terminan retando a nuestro orgullo y manteniéndonos intentando por horas superar algo no hecho por un programador de un estudio millonario, sino por una persona aburrida en su casa que probablemente seria feliz bebiendo tus lágrimas.

Pero aún si muchos mapas son divertidos, la música agradable y los colores muy vivos, todo termina volviéndose repetitivo con el paso del tiempo, no de una forma molesta, pero si es algo que comienzas a desear no haber notado. El otro aspecto negativo, además de la ausencia total de un modo de historia, es que aún se pueden encontrar muchos bugs que pueden hacer que se trabe por completo el juego o ni siquiera te deje salir del mismo sin reiniciarlo.

“Hola vieja amiga pantalla de carga…contigo quiero conversar…”

Pasemos ahora a la otra parte de MagiCats, la de creación de niveles. Sinceramente nos sorprendió la forma en que se presenta la programación de las plataformas y enemigos, ya que se hace todo mediante un sistema muy visual en el que vas acomodando las distintas órdenes, funciones y características de los objetos. ¿Quieres que la plataforma se mueva y siga cierta recorrido? Puedes programarlo. ¿Quieres que los enemigos patrullen o ataquen usando ciertos patrones? ¡Puedes programarlo! ¿Deseas poner switches que abran y cierren puertas o hagan que las plataformas giren y dejen caer al vacío a sus pasajeros, monstruo sin corazón? ¡Puedes programarlo! Sólo debes hacer clic y arrastrar la función de código que deseas usar y unirla a lo que ya tienes programado en cada objeto.

No solo nos divertimos, ¡También aprendemos! Ugh…aún se siente extraño decir eso…

Este método de hacernos programar es bastante agradable y sinceramente muchísimo mas divertido que el juego en sí, ya que constantemente estarás preguntándote que mas puedes hacer que los objetos y personajes hagan dentro del mapa que has creado.

Y no solo tienes control de los objetos con los que interactúas, puedes decorar de formas muy variadas el fondo y temática de cada nivel que se te venga a la mente, por lo cual la ambientación dependerá totalmente de tus elecciones decorativas.

El único obstáculo en la creación es uno que, desafortunadamente, nos hace pensar en compañías grandes y malvadas: Para poder tener mas objetos que puedes usar en la creación de los niveles, debes juntar monedas jugando los niveles creados por otros jugadores, lo que puede llevarte tiempo, o…¡Compra con dinero real, por supuesto! Es un poco…frustrante tener una idea para un nivel que piensas le agradará a la gente, solo para encontrarte que no tienes suficientes elementos, sacándote un poco del ritmo que llevabas.

¿Solo necesitabas que te saliera un enemigo? ¡Ten toda esta escenografía!

Oh sí, no lo mencionamos antes pero…cuando gastas el oro o dinero real…los objetos que recibes son aleatorios.
Si unimos estas dos partes en un producto final, que además es gratuito, terminamos con un juego que te entretiene sin llegar a quedarse en tu mente como algo que recordarás durante años en el futuro. La forma en que desbloqueas objetos parece de mal gusto, pero de algún lugar tenían que sacar ingresos.

Visual (7/10)

Colores vivos y un estilo artístico agradable a la vista, te hacen sentir como si estuvieras jugando una caricatura, aunque por momentos se siente que se disfruta mejor en pantallas pequeñas, por más raro que suene. Lo negativo es el hecho de que eventualmente se nota que está hecho con bloques y patrones que se repiten, siendo ligeramente cansado después de dedicarle cierto tiempo al juego.

Audio (8/10)

La música es un complemento perfecto para el estilo visual que manejan, y el hecho de que puedas programar los sonidos para los objetos que tocas o atacas es simplemente genial y demuestra que los desarrolladores realmente están pensando en todo conforme agregan características.

Mecánicas (7/10)

Al menos con teclado y mouse, por momentos la detección del cursor falla, y los saltos y movimientos que se mandan por medio del teclado tardan en responder, por lo cual se provocan muchas muertes o heridas al personaje que no deberían ocurrir normalmente. Pero si hablamos de como programar y crear tu nivel, es amigable, intuitivo y nos hace pensar que hubiéramos disfrutado muchísimo juegos de este tipo durante la infancia.

Temática (7/10)

Visto como una herramienta y no como un juego sin terminar, tiene un potencial enorme y resulta atractivo de manera inmediata, ya que… ¿A quién no le gusta una aventura de posibilidades infinitas con gatos que puedes personalizar? Agregamos que de momento hay un flujo constante de nuevos niveles creados por la comunidad y tenemos una fuente de diversión gratuita y rápida para los días de mantenimiento en los servidores de otros juegos.

7.3 7 de 9 Vidas

Dado que es gratis, no te arrepentirás por los minutos o par de horas que le dediques a esta pequeña aplicación, ya que puede darte inspiración si ya eres un programador, o incluso impulsarte a estudiar más a fondo esa área del conocimiento, o al menos hacerte recordar otros juegos de plataforma como los Mario Bros. originales y la implacable dificultad de Mega Man.

  • Visual 7
  • Audio 8
  • Mecánicas 7
  • Temática 7
  • User Ratings (0 Votos) 0
Share.

Sobre el autor

Jean B

Fanatico de los videojuegos y juegos de mesa desde que era un humano de bajo nivel. Amante de la ciencia ficcióm, fantasía, westerns y conspiraciones. Aún intentando sentir amor por el nuevo Star Wars.